¡Dile a tu jefe de gobierno que existen soluciones!

El futuro de Europa, y nuestro nivel de ambición para el clima y empleo para los próximos 7 años se estará decidiendo en los próximos días.

¡Hagamos que se nos escuche!

¿Cómo?

Es tan fácil como hacer clic en tu jefe de gobierno, envía tu tweet, y sabrán de que se trata.

¿Cómo establecer un futuro sostenible?

Los líderes de la UE se reunirán pronto en Bruselas para discutir del presupuesto de la UE para 2021-2027.

Esta reunión del Consejo Europeo que reúne a los jefes de estado y de gobierno de cada país de la UE es un momento crucial para asegurar un Plan de Recuperación Sostenible para Europa.

Sin embargo, las negociaciones están actualmente bloqueadas porque algunos países se niegan a pagar una mayor contribución al presupuesto de la UE, y rechazan las soluciones para que juntos paguemos nuestra deuda común.

Sin embargo, existe una solución para asegurarnos de que podamos garantizar un Plan de Recuperación ambicioso y sostenible: la introducción de nuevos recursos propios de la UE para reembolsar la nueva deuda común y asimismo financiar el Green Deal Europeo.

form

¡Una solución para un rescate basado en el clima y el empleo!

Con la introducción de nuevos recursos propios, la Unión ya no necesitará los presupuestos nacionales para contribuir a su propio presupuesto y podrá reembolsarse a sí misma la deuda contraída durante la crisis de Covid19.

Cuando compraste el teléfono o el ordenador que estás usando ahora, pagaste al menos un 15,5% de IVA. Este también es el caso para los alimentos básicos, incluso los más vulnerables de nuestra sociedad tienen que pagar un 5,5% de IVA. Todo el mundo paga este 5,5% de IVA para contribuir al esfuerzo colectivo. Pero para aquellos que compran acciones en los mercados financieros, el impuesto es actualmente del 0,0%. ¿Cómo explicamos este impuesto del 0,0% a los ciudadanos? ¿Son las acciones y los bonos aún más esenciales para vivir que la comida?

¡Por eso la UE debería financiar su Plan de Recuperación con un impuesto sobre las transacciones financieras (ITF)! La ley está lista. Gravando sólo el 0,1% de las acciones y el 0,01% de los derivados y bonos, podríamos recaudar cada año más de 50 mil millones de euros.

«Incluso después de Brexit y en una crisis, el ITF de Barroso podría recaudar 57 mil millones de euros / año»

Los países que actualmente bloquean un presupuesto más ambicioso estarían más abiertos a él si supieran cómo se va a financiar, y más aun sin pedir un euro más a los presupuestos nacionales, ni a la mayoría de los ciudadanos.

Alemania, Dinamarca, Polonia, Portugal, Italia, Francia… Países muy diferentes parecen dispuestos a aceptar esta propuesta. Todos los países de la UE que quieran unirse al grupo que apoya el ITF tendrán una solución para poder devolver su parte de la deuda común.

¡Por eso necesitamos que contactes a tu líder nacional y le digas que exiges un Plan Europeo de Recuperación Sostenible para el clima y el empleo, financiado con un impuesto sobre las transacciones financieras!

¿Qué nos hace pensar que esto podría tener éxito?

El Ministro de Desarrollo alemán Gerd Müller (CSU) dijo que apoya un Impuesto sobre las Transacciones Financieras (ITF) que pueda recaudar 60.000 millones de euros al año. Esto es 10 veces más que el impuesto digital o el impuesto sobre el plástico.

Angela Merkel (CDU) dijo que el ITF debe ser parte de las soluciones para financiar la recuperación. Además, el ITF es una de las prioridades de la presidencia alemana de la UE en el programa publicado el 1 de julio.

El Ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz (SPD), dijo en abril que ve un acuerdo en un «futuro próximo», y pidió a la Comisión que abra el ITF a más países que los 10 que lo están negociando actualmente en cooperación reforzada. Así, cada país puede decidir si quiere optar por esta solución para devolver el plan de recuperación sin gastar un euro más de su presupuesto nacional.

El Ministro de Finanzas Austriaco, Gernot Blümel (ÖVP), también criticó un ITF que sería demasiado débil, no centrándose en el trading de alta frecuencia y los derivados. Advirtió que Austria podría abandonar el grupo de países que actualmente están trabajando por un ITF conjunto si se sigue con esta propuesta poco ambiciosa.

El ITF es una propuesta bastante popular en Europa (64% de los ciudadanos la apoyan), en Alemania (82%) y en varios países «frugales». Por ejemplo, en Dinamarca: 56% de los ciudadanos la apoyan, mientras que sólo el 37% se opone.

El impulso para la tercera ronda del ITF debe ser ahora: Después de años de campaña, se obtuvo una primera propuesta de ITF. Poul Rasmussen (Social Democrat Party), ex Primer Ministro de Dinamarca, se enorgullece del trabajo realizado para, como dijo, «ganar la primera ronda (Parlamento) y segunda (Comisión) para obtener el apoyo para un ITF, ahora vamos a ganar la tercera ronda en el Consejo».

En 2020, cuando todos nuestros países estén buscando la manera de encontrar 15.000 millones de euros anuales para financiar la recuperación, 50.000 millones de euros serían especialmente bienvenidos.

Y otros países que no formaban parte del grupo del ITF se están moviendo: este año, por primera vez, el Primer Ministro de Polonia escribió una opinión en el Financial Times apoyando 3 recursos propios, incluyendo el ITF.

Si convencimos a Barroso, podemos convencer a Merkel, Macron y a sus compañeros

En septiembre de 2011, la Comisión Europea propuso una Directiva para crear un pequeño impuesto del 0,1% sobre las transacciones financieras.

¿Podría tal Impuesto sobre las Transacciones Financieras realmente aumentar los ingresos en el contexto de la crisis actual? Por supuesto. Durante esta primavera de 2020 la economía europea ha llegado a un punto muerto. Los volúmenes negociados en marzo-abril de 2020 fueron un 45% más altos que en 2010 (el año de referencia para las cifras de la Comisión que se citan a continuación). En tiempos de crisis, la volatilidad es alta, pero los volúmenes negociados también lo son.

«Los Estados miembros de la UE han comprometido 4,6 mil millones de euros para rescatar al sector financiero durante la crisis», declaró la Comisión Europea el 28 de septiembre de 2011. «El sector financiero goza de una ventaja fiscal de aproximadamente 18.000 millones de euros al año gracias a la exención del IVA en los servicios financieros. Un nuevo impuesto sobre el sector financiero garantizaría que las instituciones financieras contribuyeran al coste de la recuperación económica y desalentaría el comercio arriesgado e improductivo».

Incluso después de Brexit y en un contexto de crisis, un pequeño impuesto basado en esta Directiva podría recaudar 57.000 millones de euros al año. Como ya hemos mencionado, esto es 10 veces más que el impuesto digital. La Comisión Europea declaró que este impuesto puede ser puesto en práctica en menos de 2 años.

Con 50 mil millones de euros cada año, el Impuesto sobre las Transacciones Financieras (basado en la propuesta de la Comisión Europea de 2011) puede recaudar:

(1) 15.000 millones de euros para devolver el Plan de Recuperación sin pedir ni 1 euro más de los presupuestos nacionales y sus contribuyentes, además se podría

2) invertir 35.000 millones de euros cada año en la transición sostenible europea, batalla que ninguno de nuestros países puede ganar solo, para una recuperación sostenible basada en el éxito de la transición verde y digital.